Policarbonato

El policarbonato y sus extraordinarias propiedades

El policarbonato destaca por su elevada resistencia al impacto, a la intemperie y al calor, así como por su transparencia y calidad óptica. Por todo ello, el policarbonato es un termoplástico muy apreciado en la construcción, la industria y la publicidad en el punto de venta (PLV).

Podemos encontrar el policarbonato como:

Las propiedades que marcan la diferencia en el policarbonato

Entre las grandes propiedades del policarbonato, debemos destacar su gran resistencia al impacto, 200 veces más resistente que el vidrio y 20 veces más que el metacrilato, lo cual convierte al policarbonato en una opción segura en múltiples aplicaciones.

La buena calidad óptica del policarbonato y su transparencia permiten el paso de más del 80% de la luz, junto con un excelente comportamiento frente al envejecimiento y resistencia a los rayos UV. Todo ello hace muy común el empleo del policarbonato en acristalamiento, cubiertas y fachadas, siendo la primera opción entre arquitectos y constructores.

Podemos catalogar al policarbonato como uno de los materiales más seguros en usos industriales o domésticos. Al contacto con el fuego se derrite sin producir llama y cuenta con una enorme capacidad de aislamiento térmico y acústico. El policarbonato es mucho más ligero que el vidrio, casi 10 veces más, y dispone de un inigualable rango de temperaturas de uso (-40º +120º) que facilita su uso en las aplicaciones más exigentes.

El policarbonato y sus múltiples usos

La gran resistencia ante impactos y su excelente comportamiento en usos exteriores o entornos industriales hacen que el policarbonato sea, con diferencia, la primera elección de arquitectos, diseñadores y constructores. Si bien lo encontramos en múltiples lugares, el policarbonato es especialmente apreciado en la construcción de:

Techos y paredes transparentes o translúcidos en policarbonato

Cubiertas de policarbonato para porches, terrazas, piscinas, cocheras e invernaderos que garantizan el aislamiento de agua y frío con un perfecto aprovechamiento de la luz exterior.

Construcción de naves industriales y edificaciones singulares

Las posibilidades del policarbonato celular en usos horizontales para techos y cubiertas, así como para usos verticales, paramentos y partición interior, junto a sus alicientes estéticos, ayudan a construir edificios singulares que combinan colores e iluminación con resultados espectaculares.

Fabricación e industria

Su fácil manejo en frío, su ligereza y resistencia a la rotura hacen del policarbonato un material presente en casi todos los sectores industriales en forma de componentes de ordenadores, discos compactos, teléfonos, gafas, lámparas y otros muchos.

Seguridad y protección

El policarbonato es un elemento imprescindible en la protección de maquinaria e instalaciones industriales. Así mismo, es utilizado para la protección de personas en instalaciones deportivas, taxis, entidades bancarias y otras, al igual que en cuerpos de policía y ejército. Entre los múltiples ejemplos figuran: escudos, barreras de protección, banquillos deportivos, etc.

Ya en el terreno particular, el policarbonato es perfecto para vallas perimetrales de fincas y chalets que aportan seguridad sin modificar el espacio natural.

Rotulación y señalética con policarbonato

Es uno de los materiales más usados por su resistencia al paso del tiempo y su facilidad de manipulación: plegado en frío, corte, impresión y cualquier otro proceso necesario para la confección de rótulos y señales.

Te asesoramos en tu compra

Pregunta a nuestros expertos en metacrilato y policarbonato

942 543 004

Envíanos tu consulta